Curso de Filosofía Virtual Muy-muy-pero-que-muy-de-verdad muy sencillo…(II)

25 02 2008

                      Señoritas…

                      Con un par de días de retraso -es cierto-, pero al fin consigo reunirme conmigo mismo sin distracciones adicionales y con el ordenador a una distancia prudencial.

                      Tantas coincidencias hacen a uno pensar que, en ocasiones, la casualidades pueden llamarse efectivamente decisiones.

                      Adentrémonos en el proceloso mundo de la Filosofía pero siempre de esa manera amena que nos habíamos propuesto. A ver si lo consigo y ya habría motivo para añadir otra coincidencia, ¿no?

                       Teníamos entre manos un par de afirmaciones que podían llegar a guiarnos en un hipotético primer paso de nuestra travesía. Agárrense los sombreros, mi bello público, porque las brisas a veces lo dejan a uno al descubierto.

                       Un error extendido: ‘La Filosofía es el paso del mito al lógos‘.

                      Con esto ya tenemos para comenzar.

                      Para saber que es la Filosofía un paso tan bueno como cualquier otro es saber lo que no es. Bueno, como el nombre de esta encabezamiento titula, la Filosofía no es el paso del mito al lógos si habéis de creerme cuando lo tacho de ‘error extendido’. O, cuanto menos, yo me he propuesto mostrar que la anterior idea es un error, la otra sentencia (la media verdad: ‘No es hombre aquél que está limpio de Filosofía’ ayudará a demostrarlo). Por lo tanto, lo contrario debe ser cierto y me cargo a las espaldas la responsabilidad de demostrarlo: La Filosofía no es el paso del mito al lógos.

                        El planteamiento es bastante sencillo aunque parezca intrincado. Siempre que hemos intentado a lo largo de nuestras vidas definir algo, se nos han presentado las dificultades propias de toda empresa imposible: cuando no sepáis por donde empezar, ahí, creedme, hay algo grande, gordo y complejo que va a costar trabajo aclarar.

                      Algunas fregazas presumen de esta característica…

                      Según esto, en nuestro caso, lo primero es despejar el terreno. ‘Apárteme usted buen hombre esa sartén que no deja espacio para aclarar los vasos…no me toque usted los cubiertos calzados en la taza que se me caen al fregadero y es vuelta a empezar…’ “¡Vayamos por partes!” (dijo Jack el Destripador <- éste chiste es más viejo que el dormir, pero precisamente por eso todo un clásico).

                     Así, despejemos la mesa: ‘La Filosofía es [el paso del mito al lógos]’

                                                                                        es [una transición desde el mito]’

                                                                                        es [una transición hasta el lógos]’

                     No es ninguna tontería hacer esta serie de análisis. La idea es básica y sirve para hacerse una composición de lugar sobre lo que se da por hecho en el lenguaje cotidiáno. El ‘instrumento’ que emplea la Filosofía para seguirle la pista a las ideas es la patita que el corderito del cuento enseñaba por debajo de la puerta al lobo: nosotros somos el lobo (mucho más divertido que ser un cordero, que son suaves, sí, pero tienen una fijación morbosa con casi todas las festividades del año) y vemos la patita del corderito, por debajo de la puerta, la palabrita nos ha de conducir a lo que hay detrás de la puerta, las ideas y los conceptos. ¡Vaya corderitos!

                     Me repito con un ejemplo y volveré a mi peculiar análisis de la frase. Todo esto, juro y perjuro que es necesario porque una vez se ‘abre’ una frase se puede hacer lo mismo con todas y de eso vive en parte la filosofía.

                     Ejemplo: ‘¡Caballero, me ha pisado usted el juanete del dedo gordo y, no contento con eso me expele en el rostro el humo infecto de su habano! Permítame decirle que es usted un hijo de puta!’

                     Huelga decir que ‘hijo de puta’ es una expresión, una molécula de palabras, que no da lugar a sentidos indirectos. Vamos que…es una palabra ‘rural’ ,como Heidi, sencillota y que no nos da problemas (aunque haya que decirlo más, ya se sabe, para que vea Mundo y se vuelva cosmopolita : la comparación con Heidi sigue sorprendiéndonos en su riqueza). No nos da problemas es lo mismo que decir que, si te la dicen, no tienes dudas acerca de si se te aprecia mucho. 

                      Teniendo esto en cuenta, nos encontramos con uno de esos señores que pueden llamarte ‘hijo de puta’ educadamente.

                      Reflexión: hay que verle la patita a la palabra, y, obviamente, esto da con el pensamiento más sencillo posible.

                      Pues bien, los primeros elementos rústicos del lenguaje, los que no nos dan problemas, los que están claros y serían a la conversación lo que la suma, resta, multiplicación y división a los números, son las preposiciones (por algo se llaman ‘partes invariables’ de la oración) y, sin embargo, son los ‘protas’ de todo lo que con el lenguaje (cualquier idioma) se hace.

                      Enganchemos con el ejemplo: ‘el paso de A a B’

                                                                          La Filosofía es resultado de una transformación

                                                                                                                     de un movimiento.

                                                                                                                     pasar de A a B.

                      Ya nos preocuparemos en el siguiente capítulo de qué significa A (mito) y B(lógos). Baste por el momento que, grosso modo, mythos en griego se traduce por ‘relato’, y tiene el sentido que todos conocemos: esas historias fantásticas de dioses incestuosos que a todos enternecen (el incesto es muy tierno, ¿no se dice que hay que querer mucho a los hermanos? <- creo que esto no lo he llegado a entender bien del todo. ‘¡Juanjo, ven un momento que me aclare!); lógos significa ‘razón’ o ‘razonamiento’ o ‘argumento’, esto, para andar por casa…

                       En ese caso, lo que nos interesa aquí y ahora (hic et nunc) es reflejar que tanto se nos daría quitar el verbo ‘pasar’ como símbolo del movimiento, porque si digo: ‘De A a B’ de sobras se entiende que hay un movimiento. Fíjate que casualidad, querida mía: ‘De’ y ‘a’ son dos preposiciones bien lozanas. ¡Qué bonitas son!

                       Ya me estoy extasiando, pero por favor, tengo fuerzas para otro y el cigarrillo de después: las preposiciones son como las marcas viales, las brújulas y las ruedas de los vehículos, indican direcciones y mueven a lo que las lleva.

                       Ejemplo:  Me arrojé contra él’

                                        ‘Me arrojé en contra de su argumento’

                                        Diferencias: En la primera no se indica dirección (reacción) de respuesta necesaria. Yo puedo ir contra él (choque elástico/inelástico, veremos cuál dependiendo de cómo hayan pasado las Navidades los polvorones de la casa) y él estar inadvertido. En inglés, es más pictórico en otras situaciones: ‘I bump into him’ Literalmente: uno se empotra dentro de lo que sea…(en este nuestro caso, dentro de él. Me estoy poniendo canino, leche)

                                         En el segundo caso ¡hay resistencia! Algo se mantiene de pie y ofrece un tope: En contra ‘de’ su argumento. El ‘de’ lo hace todo, una preposición. Su argumento se pone chulesco con nosotros, está ahí plantado, y nosotros nos podemos enfrentar con él…

                                   ¿Pérdidos? Seguro. Pero hago un resumen rápido y concluyo con lo primero que podemos decir que no es la Filosofía y que arroja algo de luz a aquella segunda frase que era la verdad a medias.

                                   a) La Filosofía no es el paso del mito al lógos (tesis general, más débil)

                                   b) La parte principal de la definición es que la Filósofía no es el mito, no es el lógos, sería esa transformación. Un proceso. 

                                   c)Por lo tanto si queremos tachar de mentirosa a la definición hay que darle dónde más le duele: La Filosofía no es el paso del mito al lógos porque no es ningún paso, no es fruto de ninguna transformación, no hay ningún cambio y aparece la Filosofía como por arte de birlibirloque (tesis específica, más fuerte, lema)

                                    Conclusión: La Filosofía por todo ello, no surge por sorpresa, sin avisar, por casualidad, como si de un descubrimiento se tratase.

                                   Un día no se levantó Tales y dijo: ‘Hróña, hoy tengo cerrado el Partenón y hay que pagar diez minas de plata para entrar en el Ágora, ¿qué óbolos hago yo? ¡Ya sé! Voy a filosofar (Uy, Tales, que despistado eres, antes vas a tener que inventarlo y todo): ¡Venga, voy a inventar la Filosofía y luego, a filosofar

                                   Es algo, podemos concluir de lo dicho, que ha estado presente por lo menos antes del mito, antes del lógos.

                                    Ahora…Juas, a demostrarlo, valiente…

                                    Me voy a permitir empezar en la próxima sesión.

                                    De momento adelanto una idea: ‘No es hombre aquél que está limpio de Filosofía’ es una verdad a medias que se acabará aclarando, pero, según parece, como la Filosofía no depende de ninguna aparición extraña sobre la faz de la Tierra como la invención de la sopa de ajo, podríamos decir que, en tanto no se demuestre que los animales filosofan, decir Hombre y decir Filosofía es nombrar dos conceptos que han pasado todos los cumpleaños juntos.

                                      La Filosofía es esencial al Hombre.

                                      Próximo episodio: ¿qué clase de esencialidad? ¿es algo que hace él/ella? ¿un atributo como el que tiene pies o manos o una ‘nariz luminosa’?

                                      Misterio misterioso.

                                     Salve!

                                    

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

9 02 2009
la verdad

se qtodo es la verdad no lo podemos negar abes nos tienen los ojos bebdados

22 04 2009
jaime

….la filosofia puede ayudar a una mejor convivencia si salvamos el mito de la verdad ontologica hacia una verdad virtual ….creer la inmortalidad del alma, una justicia superior a los hombres ….. dios lo trascendente. con todo lo que vemos es cierto hay que invertar y reinventar otra filosofia.

14 03 2010
Brian

la filosofia nos puede ayudar a contradecir las cosas con pruebas o a afirmarlas con nuestra capacidad analitica, es como un libre pensamiento de cada ser

3 01 2012
gustavo

yo amo la filosoía porque me permite adentrarme en lo más inmenso de mi ser y me permite darme cuenta que las cosas más maravillosas de la vida estan en nuestro interior ,en conocernos a nosotros mismos;y ésto es un libro que nunca acabaras de leer.gracias filosofia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: