Curso de Filosofía Virtual Muy-muy-pero-que-muy-de-verdad sencillo…(I)

18 01 2008

                             Señoritas…

                             Hay buenas formas de comenzar todo.

                             Esas son, al parecer, las que deberían preferirse por encima de todas las demás si se conocen desde un primer momento.

                             Ejemplo: ‘Cariño, ¿has colocado ya los cuadros del dormitorio del nene? [Nota del editor: me permito caricaturizar ciertos personajes, ‘nene’ para un niño sólo es aplicable dentro del territorio mancomunal valenciano, discúlpennos] .- No, mi vida’ [Nota del editor: me permito caricaturizar ciertos personajes, ‘mi vida’ en el contexto de la pareja sólo es aplicable dentro de…esto… -Fin de la nota del editor-] ‘-Pero en cuanto me sea posible, en cuanto acabe con la fregaza, le echo una ojeadita’ 

                              Nuestro feliz conyuge termina sus quehaceres mientras su mujer ve cómodamente en el sofá la televisión (todo ejemplo pertenece a la ciencia-ficción: es ejemplar e inventado) y se dirige al cuarto del ‘nene’. Allí comete su tarea y regresa a sus tareas…a -por ejemplo- poner la lavadora y tender la ropa. La madrecita se levanta a por un vaso de agua y repasa las órdenes efectuadas (!)

                               ¡Horror!

                               La habitación muestra al pequeño público un espectáculo muy alejado de lo ridículo, de lo gracioso, pero también, de lo conveniente y de lo correcto: todos los pequeños cuadritos de payasos no-siniestros (no existen, sigo con mi ciencia-ficción) han sido efectivamente colgados…¡inclinados formando rombos junto con la pared! Añadamos a la ecuación que nuestro feliz papá no es Paul Klee ni se dedica a las vanguardias.

                               Ha colocado los cuadros mal, sabiendo como colocarlos bien [supuesto].

                               ¿Cuál es el misterio? ¿Por qué sabemos que ha perpetrado un crimen?

                               Repito el truco para que se vea por donde pasa la mano. Últimamente me he metido con los trucos de magia.

                              Paso uno: Una persona normal (no ‘papá mi-vida’) sabe cómo se coloca un cuadro bien.  De hecho, piensa que la única manera de colocar un cuadro es bien, y que lo demás no es colocarlo.

                              Paso dos: Nuestro ‘papá mi-vida’ ha colocado el cuadro mal. O, lo que es lo mismo según lo anterior: no lo ha colocado.

                              Paso tres: Podría decirse que ‘papá mi-vida’ sabe colocar mal los cuadros. Alguien podría replicar: bueno, bueno, lo que pasa es que ‘papá mi-vida’ lo que no sabe es colocar bien el cuadro, no que sepa colocarlo mal.

                              Relee, amable lectora. Vamos a dar un paso y luego otro más tan sólo.

                              Paso cuatro: El paso anterior es una forma de ver las cosas. Pero cambiando de plano, ‘mamá mi-vida’ se queda horrorizada porque también sabe de algún modo lo que no es colgar bien un cuadro. Esto es, sabe cómo se coloca mal un cuadro. Esto la equipara a ‘papá mi-vida’. Los dos saben cómo se colocan mal los cuadros. A decir verdad, la diferencia es que ‘mamá mi-vida’ sabe además cómo se colocan bien, que es lo que pretendía mandándole la tarea a ‘papá’.

                             Paso cinco (ahórrome la rima): ‘Papá’ y ‘mamá’ se quieren. Con esto se indica que no están dispuestos a cometer actos de mala fé entre ellos. Entendemos entonces que ‘papá’ no pretendía elegir entre colocarlos mal y colocar bien los cuadros. A veces se puede pretender, y, el origen de muchas bromas es saber hacer mal lo que se puede hacer bien. Este no es el caso. Con eso se intenta decir que ‘papá’ no tenía opciones: no sabía hacerlo bien, por eso sabía cuando menos una forma de hacerlo mal.   

                             Fin del ejemplo.

                             Traducción-aplicación:

                             La Filosofía, como las Ciencias, son labores de descubrimiento. En la mayor parte de los casos, al principio, con lo único con lo que podemos contar es con aquello que no es una solución a nuestros problemas. El buen gusto se cultiva a través de malos gustos: sé con más fuerzas lo que no me gusta que lo que me gusta con mucha frecuencia porque para lo uno la reacción que se ha de ejecutar con rapidez es el alejamiento o la huída (huída de la boca de la mala comida, de la mano del fuego, de intrusos corporales -no se piense mal, un cuchillo puede ser un intruso corporal-,  de la muerte incluso…)

                            Dando estos pasos se acaba más o menos decidiendo qué nos gusta, qué es lo correcto, qué es lo verdadero.

                            En nuestra primera singladura parece lógico comenzar con un error extendido y con una verdad misteriosa, que habrá que aclarar muy minuciosamente. El buen gusto nos dice que es ‘medio verdad’ tendremos que saber por qué. Eso es el principio de la Ciencia: por qué, por qué, por qué. Una explicación a lo que no se puede eludir o esconder bajo el tapete de la mesa: una medio verdad que se tiene que abrir, florecer, a verdad entera (todas las sensaciones, los efectos ópticos, los principios físicos, son inmediatos a la primera vez, se ponen ahí, delante de nosotros mudos, han de ser aclarados para que hablen y se expliquen)

                            El error extendido: Una cantinela que se publica en cualquier libro de iniciación a la Filosofía de Bachillerato, ‘La Filosofía es el paso del mito al lógos’. Ya veremos qué puede significar eso.

                            La media verdad: ‘No es hombre aquél que está limpio de filosofía’ (Pico della Mirandola)

                           

                            Sabemos de dónde partimos, de dejar atrás un error extendido, nuestra costa, y tenemos un rumbo, una intuición que parece tener un regusto a verosimilitud.

                            Ahora a viajar… no nos importe cuándo llegaremos, lo fundamental es recoger con la vista la estela que dejamos tras nosotros. El dibujo que se forme es suficiente para justificar el viaje.

                            Salve!

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: