Des-Variando, des-variando…

29 10 2007

Esto va para largo:
Hoy es uno de esos días de paseo por la mañanita y pocas cosas a hacer (en lo principal, sólo recados, que ya es, pero habría que anotar que si son tan importantes…¿por qué son tan a menudo olvidados? aquello que se cuela por los sumideros no tiene mucha importancia…digo yo XD) El caso es que no hacía una mañana muy agradable por estos lares: llovía ligeramente antes de darme mi vuelta y, aunque por suerte ha parado al salir yo (es que salía el Sol -que cada cuál entienda esto como quiera-), la calle no era muy amable con mis suelas y he sentido las venturas y desventuras de la gravedad. Para el que busque la ansiada conclusión de ‘video de primera’ tendrá que esperar a próximas entregas porque no, no me he caído…pero no os dejaré sin una compensación: ¿que casi me caigo?. Eso debería ser suficiente.

El caso es que andaba yo pensando en mis cosas y no podía evitar el caer (que no, que no me he caído, ya está bien) esta mañana en una afirmación un tanto críptica perteneciente a uno de mis viejos amigos, Alcmeón de Crotona. Tanto deambular tanto deambular tiene sus peros. Lo conozco tan sólo de una especie de posts griegos que se dedicó a publicar (a hacer públicos) allá por los tiempos en los que Jesucristo no era ni una idea en la mente de sus padres…la significatividad de aquél hombre en la mañana alicantina es todavía para mí un misterio pero ha de tener que ver con lo de mis vueltas arbitrarias, sólo por caminar. Porque me ha venido a la cabeza, quiero decir, pertenece a esa clase de motivos ocultos del pensamiento, pero si los descubriera todos, la vida…no sería tan maravillosa Salinas!

“El hombre perece porque es incapaz de unir el principio con el fin”. Esto dijo y, tan ancho se quedó. Grecia no es demasiado ancha, así que sumémosle unos cuantos enteros a la vanidad que pueda aparentar ante nuestros ojos. El primer significado de este bloggero heleno pre-industrial tiene que saltar a la vista una vez tenidas en cuenta las circunstancias del ‘principio’ y el ‘fin’ de un hombre: se muere porque no es capaz de unir el principio con el final de una vida...(uno se muere un poquito después de que se le acabe la vida; la muerte no es el final de ésta, porque donde ya está ella no hay vida, haciendo caso de las definiciones más básicas). Si fuera capaz de ello, de unir principio con fin, se comprende, según Alcmeón no pereceríamos, es decir, seríamos inmortales o eternos -que es cuando el instante de tiempo se alarga infinitamente, tanto que el tiempo no pasa ya…-. Dejo para la opinión de cada uno si os parece bien ser inmortales y eternos o preferís apurar un poquito más la frenada y disfrutar de trayectos más cortos para ver el paisaje. En lo que a mi me interesa tan sólo es importante ese concepto de ciclo y de viaje, que además es un círculo, y cómo es una figura muy ilustrativa de aquello que no tiene principio ni fin, o, por mejor decir, que puede tener el principio y el fin en el mismo sitio: en la misma dirección y para cualquier sentido. Muchas cosas se arraciman en poco espacio: se puso más que ‘ancho’ ‘hondo’, profundo…está la figura de un círculo, hay un hombre, tenemos que es impotente de alguna manera, está el principio y además el fin, y una cosas rara que es un verbo, unir (los verbos no deben ser nada más que cosas raras, son muy peligrosos, llevad cuidado en casa chicos y no juguéis con ellos sin la presencia de vuestros padres: cada vez que se usan, ¡pasa algo! El primero que jugó con ellos -y sólo andaba encendiendo y apagando luces- hizo un problema tan grande como un Mundo)

Como yo, en un post, soy incapaz de unir el principio con el fin, tengo que ejercer de Dr. Frankenstein y volcarlo en pieces. Trataré de ser ordenado y no dejar espacio para que corra mucho el aire entre cada uno…a la próxima me impondré un plan de trabajo, porque…puede que el secreto de los círculos que no se acaban sea que tienen que ser ordenados.

Salve! (Alfredo: Salve significa ‘salud’ en latín y era como el Yours faithfully de los romanos. Es curioso como evolucionan las despedidas en las cartas: ellos te deseaban salud, los ingleses se suelen ‘ofrecer’ y lo hacen con un ‘tuyo fielmente’ que parece que dice más de lo que se quiere, y nosotros procuramos quitarnos cuanto antes de enmedio, ‘Adiós’, ‘hasta la vista’ ‘Te veo pronto’ -Sí, sí, te aseguro que yo te llamo y te veo pronto…Bwah ha ha-)

Ricardo.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: